OBD Remoto

La ventaja de incluir OBD remoto como parte de un programa de inspección de vehículos es una mejora significativa en la reducción de la contaminación del aire. La EPA de los EE.UU. ha reconocido que si un vehículo es inspeccionado periódicamente, todavía puede tener fallos mecánicos entre las inspecciones que pueden causar el aumento de las emisiones del tubo de escape. Por lo tanto, la EPA de los EE.UU. ha introducido el concepto de “seguimiento continuo” de los sistemas del vehículo para identificar a los vehículos con problemas relacionados con las emisiones entre los ciclos normales de inspección y publicó Recommended Guidance for Remote OBD I/M Programs en septiembre de 2010.  Los Estados que siguen la nueva orientación de la EPA podrán reclamar crédito por las reducciones de emisiones adicionales en los programas de inspección de vehículos.

Cómo Funciona el OBD Remoto

El OBD remoto utiliza tecnología inalámbrica para controlar continuamente el estado de componentes relacionados con las emisiones de automóviles. Mediante una vigilancia continua las condiciones de vehículos que puedan causar emisiones elevadas pueden ser identificadas con mayor frecuencia que a través de la inspección periódica tradicional.

El sistema de OBD Remoto de Opus Inspection consta de tres elementos básicos:

  1. Un Enlace™ OBD Remoto, que es un dispositivo a bordo del vehículo que captura los datos del sistema de OBD y los transmite de forma inalámbrica.
  2. Un método de recibir los datos del Enlace™ OBD Remoto, que puede ser una red inalámbrica existente o una creada específicamente para este fin.
  3. Una base de datos de Inspección Técnica de Vehículos (Remote OBD VID) que procesa los datos OBD remoto y realiza funciones de I/M específicos, incluyendo la determinación de la condición pasa/falla y la presentación de informes a los órganos administrativos y a los automovilistas.

El sistema OBD remoto es capaz de identificar cuándo a la luz del vehículo indicadora de mal funcionamiento (MIL) se le ordena encenderse, y también cuándo las condiciones del código de diagnóstico de problemas (DTC) han sido resueltas. Una vez que se ha producido un fallo continuo de la inspección, el automovilista puede ser notificado de que se le requieren reparaciones. El sistema de gestión de OBD (OBD VID) está estructurado para seguir la vigilancia de los vehículos que han sido señalados por necesitar reparación para determinar si y cuando el MIL está apagado y todos los monitores compatibles indican que esta listo.

El sistema OBD Remoto también es capaz de identificar cuándo un vehículo tiene uno o más monitores que no están listos de una manera persistente. Si un monitor particular en un vehículo en particular no están preparados con el transcurso del tiempo, ello puede indicar que existe un problema con el sistema OBD. Esta situación puede indicar notificación y reparación, como si se les ordenara al MIL. En programas de inspección de vehículos periódicos, la agencia EPA y los estados instituyeron la práctica de permitir a vehículos con uno o dos monitores a ser probados de todas formas, para así no causar a los motoristas inconveniencias innecesarias. Con el enfoque de OBD a distancia, esta práctica ya no es necesaria. Permitir pasar a los vehículos con monitores que no están listos reduce el beneficio de reducción de emisión del programa. Sin embargo, puede darse el caso de que algunos vehículos tengan problemas conocidos de preparación de monitores y tendrán la necesidad de ser excluidos del requisito de preparación plena si los vehículos son aceptados en el programa.

El Enlace de OBD no pre-procesa datos para la toma de decisiones relevantes al pasar o fallar un programa de inspección. Los eventos son capturados y transmitidos al OBD VID Remoto sin prejuicio, para que el OBD VID sea capaz de analizar los datos en bruto para los propósitos del programa de inspección.

Al mantener un registro histórico de los acontecimientos y de los acontecimientos resueltos, registrados por fecha y hora, el OBD VID Remoto es capaz de analizar e informar sobre los datos de forma masiva o por vehículos individuales. Tal análisis puede incluir el apoyo para el aseguramiento de la calidad y auditoría, información para motoristas,  la presentación de informes del estado del vehículo a las autoridades para aplicar medidas coercitivas y el análisis estadístico para medir la efectividad del programa. La minería de datos en el OBD VID Remoto puede proveer información a las agencias del gobierno para estimar los beneficios a la calidad del aire del seguimiento continuo de OBD en comparación con programas tradicionales y periódicos de mantenimiento e inspección de vehículos. La obtención de beneficios adicionales de la calidad del aire es cada vez más crítica para los organismos que luchan por alcanzar los niveles del mandato federal.

El Sistema de OBD a distancia de Opus Inspection cumple con las directrices de la EPA de los EE.UU. para el seguimiento continuo. Los Estados que realicen un seguimiento continuo de acuerdo con el documento de orientación serán capaz de darse crédito por la mejora adicional de la calidad del aire.

El siguiente diagrama muestra una aplicación típica de OBD Remoto que permite el acceso seguro a la red  por varios distritos electorales.