¿Cómo Funciona la Detección Remota?

Con el fin de medir las emisiones de escape más representativas de un vehículo (es decir, aquellas que se pueden usar para juzgar la salud y el cumplimiento de las emisiones de un vehículo con las normas vigentes), los sitios de prueba RSD se encuentran normalmente en las rampas de acceso y otros lugares de la carretera donde se pueden encontrar vehículos acelerando o conduciendo bajo carga del motor a una velocidad moderada.

Cuando un vehículo pasa, el equipo de RSD es capaz de completar un expediente de prueba, incluyendo la medición y análisis de escape del vehículo, en menos de un segundo

He aquí cómo funciona RSD:

 

 

(Ver figura siguiente para referencias numeradas.)

El vehículo pasa primero a través de detectores de velocidad y aceleración (3), mientras que se toma una imagen de la placa de matrícula (5) para hacer coincidir la etiqueta del vehículo con el registro de inscripción.

El vehículo pasa entonces a través de los rayos infrarrojos y ultravioletas de baja intensidad del analizador de emisiones. Una fuente segura de luz láser (2) dirige los rayos a través de la carretera, donde se reflejan en los espejos (1) y se dirigen de nuevo a un módulo detector.

Cuando los haces de luz se cruzan con la estela del escape del vehículo, el módulo detector emplea la espectroscopia de absorción de luz para medir los niveles de monóxido de carbono, dióxido de carbono, hidrocarburos, óxidos de nitrógeno y partículas en el escape. (4) Las lecturas de emisiones se hacen coincidir con la placa de matrícula y se crea y se compila un registro oficial de pruebas para Aplicaciones de Datos de RSD.

Para garantizar, lecturas precisas no contaminadas, los RSD no funcionan durante la lluvia, nieve, vientos fuertes u otras condiciones meteorológicas adversas.